Justificación

           

Algunas conductas como los hábitos alimentarios inadecuados y el aumento del sedentarismo entre la población infantil y juvenil, provocan graves problemas de salud que hacen importante el desarrollo de actividades educativas para la promoción de la Alimentación Saludable y la Actividad Física. En este sentido, comenzar a fomentar una adecuada distribución de la ingesta de alimentos durante el día, el consumo de frutas y verduras y el desarrollo de actividades físicas supondrá el inicio para consolidar unos hábitos saludables que acompañarán al destinatario a lo largo de todas las etapas de su vida.