Manipulación, contaminación y conservación de los alimentos

 

 

Los alimentos que no vas a consumir de manera inmediata  pueden ser un transporte de propagación de enfermedades, hay que considerar que desde el mismo instante de su producción hasta el de su consumo los alimentos están constantemente expuestos a las posibles contaminaciones bien sean por agentes naturales o por efecto de la intervención humana

Los alimentos pueden transmitir enfermedades de persona a persona así como ser un medio de crecimiento de ciertas bacterias (tanto en el exterior como en el interior del alimento) que pueden causar intoxicaciones alimentarias.

Por todo ello es necesario muchas veces someter a los alimentos a técnicas de conservación para que no se estropeen.

La higiene de los alimentos incluye cierto número de rutinas que deben realizarse al manipular los alimentos con el objeto de prevenir daños potenciales a la salud.  Como medidas preventidas, podemos incluir la cocción y la refrigeración.