Reflexiona

                                                                                                                         
   

Aprovecha cuando vayas al supermercado para leer el contenido nutricional de los alimentos ¡te sorprenderás!.

Elige cada semana un alimento, analiza su composición y piensa en nuevas formas de prepararlo. Escríbelas en tu cuaderno.

Tu imaginación se activará porque una vez conocidos los beneficios que aportan, querrás seguir disfrutando de sus propiedades nutricionales e incluirás en tu dieta nuevas recetas.